OZONO EN LA SANIDAD

En Ozono Trade Technology sabemos la importancia que tiene una buena asepsia en centros geriátricos, hospitales, clínicas dentales, clínicas veterinaria y salas de espera. Las personas o animales que acuden a estos centros son propensas a contraer virus, bacterias y otros problemas debido a su salud. Con nuestros sistemas de última generación eliminamos todo tipo de contaminante microbiológico que permanezca en el ambiente de manera ecológica y sin productos químicos. 

OZONO EN CENTROS GERIÁTRICOS

Los centros geriátricos o residencias de ancianos son lugares en los que la limpieza, higiene y purificación de aire son imprescindibles debido a que la población de estos son persona inmunodeprimidas, con enfermedades crónicas y con un estado de salud delicado.

Es común en estos centros tener olores desagradables debido a los problemas de las personas que lo residen, incontinencias, enfermedades, etc.

En Ozono Trade Technology estamos especializados en erradicar todo tipo de problemas en residencias de tercera edad mediante la ozonización de los espacios y ayudando así a dar una mejor calidad de vida a las persona mayores.

OZONO EN HOSPITALES

Los hospitales, las clínicas y los centros médicos suelen ser lugares donde la calidad del aire resulta un elemento imprescindible para cuidar la salud de sus pacientes y profesionales.

Ozono Trade Technology ofrece soluciones integrales de ozonización y alta filtración medioambiental para proveer a estos establecimientos de un aire más seguro y saludable.

Las enfermedades nosocomiales o las infecciones contraídas por pacientes o profesionales en un recinto de atención a la salud son un problema importante que los servicios de Ozono Trade Technology pueden erradicar, ya que cuenta con equipos capaces de desinfectar conductos de climatización, salas de espera, salas quirúrgicas y gabinetes.

OZONO EN CLÍNICAS VETERINARIAS

La prevención de enfermedades en clínicas veterinarias es un punto esencial en la limpieza de las instalaciones, una tarea que ha de realizarse de forma profesional para garantizar la higiene necesaria en estos establecimientos sanitarios.

Si por un lado se precisa higiene por la constante presencia de animales enfermos, que requieren de un entorno de lo más higiénico posible para no empeorar, también se necesita desinfección para evitar que éstos acaben contagiando a otros animales sus enfermedades. Pero no sólo eso, como es sabido, los mismos veterinarios y auxiliares están expuestos a un riesgo evidente en el desarrollo de su profesión.

Por último y no menos importante, el olor que hacen las salas de espera y demás espacios de la clínica, debido al constante flujo de mascotas que hay en ellas. En algunos casos incluso se puede perder al cliente por el simple hecho de un olor desagradable mientras esperan. En Ozono Trade Technology, trabajamos para ayudarte.

OZONO EN CLÍNICAS DENTALES

En ella, se encuentra siempre un olor característico inherente a la actividad, que todos reconocemos fácilmente como “olor a dentista”. Esta sensación afecta negativamente a la imagen de la clínica y a la vez genera en los pacientes cierta ansiedad.

Por otro lado, en los gabinetes debemos prestar especial cuidado a la desinfección ambiental de las superficies y de los sistemas de climatización, en los que recirculan microorganismos y actúan como reservorio de estos.

Ozono Trade Technology propone a sus clientes dentales soluciones de higiene ambiental, eliminación de olores y todo ello con sistemas de control microbiológico y de calidad ambiental para mayor tranquilidad de los pacientes.

OZONO EN SALAS DE ESPERA

En las salas de espera de los centros sanitarios, normalmente hay afluencia de personas, quienes además tienen diferentes patologías. De esta manera, los contagios y la sensación de carga ambiental son frecuentes.

En Ozono Trade Technology contamos con los sistemas más avanzados de desinfección de ambientes y salas, de esta manera ayudaras a tu clientes a respirar un aire saneado, limpio y libre de virus que agradecerán des del primer momento.

En las salas de espera, la acumulación de personas da origen a que el ambiente esté cargado y además, allí se mezclen enfermos con personas sanas, el peligro de contagio es eminente, aquí es cuando entra el ozono. No olvidando al mismo tiempo que sus moléculas con iones negativos, evitando posibles estados nerviosos a que da lugar la simple espera.