Desinfección con ozono en la industria alimentaria

¿Buscas una potente desinfección ecológica que no contamine los alimentos? Los sistemas ozono son la mejor opción para mantener la higiene y la esterilización en la conservación, manipulación y transporte de los alimentos: carne, fruta, pescado y cualquier alimento perecedero. 

La implementación de sistemas basados en generadores de ozono está en auge en el sector de la industria de la alimentación donde se está aplicando en la conservación de productos alimentarios, los procesos productivos y el tratamiento de agua o la limpieza y desinfección de instalaciones. 

En Ozono Trade Tecnologhy somos especialistas en el tratamiento con ozono en la industria alimentaria siendo así una de las empresas líderes en España. Nuestros equipos están fabricados en España, concretamente en Madrid, asegurando así la mejor calidad del producto y la ágil reparación en caso de avería. 

Solución de ozono en la industria de la alimentación 

La desinfección y limpieza con ozono en la industria agroalimentaria resulta muy útil para la higienización de los alimentos. Gracias al potencial de oxidación del ozono y su capacidad de diluirse en agua, logramos que el líquido elemento contenga un alto poder desinfectante frente a un amplio espectro de microorganismos (bacterias, hongos, virus…) y con la ventaja de que su único componente residual es el oxígeno.

 

El agua ozonizada es un gran medio desinfectante para utilizar en superficies de trabajo: carnes, pescados, frutas o hortalizas. Además, el ozono en la industria alimentaria es reconocido por ofrecer garantías de seguridad muy altas y ser un tratamiento respetuoso con el medio ambiente y las personas que trabajan en él.

Ozono como alternativa para la limpieza de equipos industriales 

Las industrias alimentarias, sin importar su naturaleza, necesitan producir a diario nuevos alimentos que posteriormente distribuirán en los mercados. Estos, deben cumplir con las exigencias de seguridad alimentaria, teniendo en cuenta que cada vez pueden utilizar menos químicos debido a sus efectos sobre el medio ambiente y la salud de las personas. 

Con los generadores de ozono, ya sea en industria cárnica, láctea.., si se trabaja el producto en cámaras ozonizadas se consigue eliminar los microorganismos superficiales.

Por ello el ozono en el aire, así como el uso de agua ozonizada, resulta un medio muy eficaz para la higienización de alimentos y la desinfección y limpieza de cámaras frigoríficas. 

El uso de ozono en la industria agricultora y ganadera 

¿Quieres evitar las enfermedades en frutas y verduras sin costosos, contaminantes y abrasivos productos químicos?

¿Quieres evitar el uso de antibioticos en tus granjas de cerdos o pollos?

El ozono es una eficaz desinfectante natural cuya principal ventaja para su uso en la agricultura e industria alimentaria es que se descompone en oxígeno cuando ya ha actuado. Por ello no deja ningún tipo de residual químico, ni en la instalación ni en el producto alimenticio. 

Los sistemas de ozono para la industria agrícola resultan muy útiles y ofrecen grandes beneficios ya que, además de no dejar residuo alguno, evitan enfermedades y mejoran la producción. De ese modo se aumenta de forma significativa la rentabilidad de una explotación agrícola. 

También es relevante señalar los efectos desodorizantes del ozono. Los locales, naves y granjas que albergan animales tienen un ambiente marcado por desagradables olores debido a sus transpiraciones y excrementos. El ozono destruye las sustancias productoras de estos malos olores, logrando una desodorización completa de las naves o granjas.

El uso del ozono, por ejemplo, en los equipamientos para granjas porcinas, además de la disminución de los olores, conlleva una reducción en el uso de medicamentos preventivos como pudieran ser los antibioticos, con lo que aumenta la rentabilidad de la explotación.

Además, el ozono al desinfectar y desodorizar el aire ambiental permite ir disminuyendo el número de renovaciones de aire de la nave. 

Para la industria alimentaria, agrícola o ganadera; siempre desinfección con ozono.