OZONO EN LA AGRICULTURA

Estamos especializados en ofrecer servicios y sistemas de tratamiento para todo tipo de explotaciones agrícolas, árboles frutales, cultivos, invernaderos, viñedos y en todo tipo de frutas y hortalizas. Con la utilización de equipos generadores de ozono se consiguen producciones más grandes en menos tiempo, mayor volumen y mayor calidad de las frutas y verduras, a la vez que se reducen costes de producción y enfermedades en las plantas. Todo producido de manera ecológica, sin residuos.

Ozono en la agricultura. Aguas de riego

El ozono en el riego de agua llega completamente libre de virus, bacterias, hongos, algas, esporas y cualquier otro microorganismo. La ausencia de gérmenes confiere un tratamiento al agua que permite ofrecer las mejores condiciones posibles a fin de lograr un crecimiento mucho más rápido de lo habitual. La planta crecerá con más viveza como podrá comprobar al cabo de un pequeño espacio de tiempo ( entre 28 y 38 días desde el inicio del tratamiento).

El ozono en la agricultura no solamente mejorará el aspecto de la planta (hojas, tallos, raíces) sino que también sus frutos. Éstos cumplirán el ciclo de maduración en menor tiempo de lo habitual y, por lo general, presentarán un tamaño más uniforme, compacto y fuerte. Esto redundará en la recogida de mayor cantidad de kilos de producto y, lo más importante, las plantas crecerán si productos químicos, debido a que el ozono es totalmente natural y no deja residuos.

Por ejemplo un parásito que infecta el césped a menudo como es el pythium, puede ser tratado fácilmente mediante el ozono, un tratamiento y solución ecológicas.

Con nuestros sistemas de última generación ayudamos al incremento de la producción en cultivos hidropónicos y en cualquier tipo de explotación agrícola. Frutos más uniformes, compactos y fuertes sin productos químicos.

Ozono en invernaderos

El sistema de ozono en la agricultura es un eficaz desinfectante natural, compuesto por tres átomos de oxígeno, cuya principal ventaja es su descomposición en oxígeno una vez acabado el proceso. No deja ningún tipo de residual químico, ni en la instalación ni en el producto alimenticio.

El uso del ozono resulta muy útil en las industrias agrícolas para regar cultivos, la pulverización; sustituyendo al sulfato o al fumigado. La desinfección e higienización; tierras, medios de cultivo, aguas de riego, sistemas de llenado o los propios productos hortofructíferos. Y la conservación de frutas y hortalizas en cámaras frigoríficas.

El tratamiento foliar del ozono en la agricultura aporta a la planta multitud de ventajas, entre ellas, crece más fuerte, más uniforme y compacta. Con todo esto incrementa la producción de la planta hasta en un 40%.

Ozono en agricultura. Viveros de plantas

La producción en viveros tiene muchas ventajas para garantizar la viabilidad de sus plantaciones. Sus instalaciones especiales buscan precisamente este objetivo, dar los cuidados necesarios desde la semilla para poder trasplantarlas con éxito en el lugar definitivo. El ozono es la mejor táctica para lograrlo.

La inyección de ozono en el agua de riego ayuda a conseguir nuestro propósito. Una fácil y correcta germinación y crecimiento de la planta, requisitos fundamentales para que el trasplante a su lugar definitivo sea exitoso.

En Ozono Trade Technology, contamos con la tecnología adecuada para asegurar la perfecta desinfección de los cultivos sin productos químicos y con un crecimiento de la planta intachable.

Ozono en viticultura

La aplicación de ozono en la industria vitivinícola optimiza la producción del vino al reducir los costes de la higienización y desinfección de las cepas. Añadiendo ozono al agua de riego, el tratamiento foliar con ozono elimina plagas, virus, bacterias, hongos y arañas rojas, evitando así su ciclo reproductivo.

A día de hoy, el ozono es el fungicida más potente y ecológico. Además de ser el sistema de ozonización más potente hasta el momento, destaca por sus características naturales y su bajo coste.

En Ozono Trade Technology disponemos de la mejor tecnología para ayudar en el crecimiento de la planta y todo el proceso posterior; conseguimos una planta más sana, una mayor producción y una fruta más dulce.

Ozono en flores y plantas

El efecto del agua ozonizada en la agricultura consiste en un mayor aporte de oxígeno a la raíz; conseguimos así que el agua recibida por el riego esté completamente libre de virus, hongos, bacterias, esporas, algas y etc.

La ausencia de gérmenes confiere al agua las mejores condiciones posibles para lograr un crecimiento mucho más rápido de lo habitual. Hacemos crecer la planta con más vitalidad y fuerza, tal y como podrá comprobarse al cabo de un pequeño espacio de tiempo (entre 30 y 40 días) desde el inicio del tratamiento.

Contamos con los equipos necesarios para incrementar la producción.

Las plantas crecerán en un menor periodo de tiempo, con más fuerza y mejor color, producido por la corriente de agua totalmente desinfectada; agua que contiene un nivel de oxigeno más elevado y fuera de productos químicos.